29
DE
Diciembre
DE
2023
 | Por Equipo Ajolote
 | Lectura de 
4 min.
Me gusta el arte
Cuadros dentro de cuadros: Cuando el séptimo arte se inspira en la pintura

Las fronteras que separan las diversas formas de expresión artística suelen ser difusas y difíciles de establecer, especialmente en el caso de algunas artes como la música y la danza, que se influyen y relacionan estrechamente. Entre ellas, hay dos tipos de arte que no solemos asociar tan directamente: la pintura y el cine; sin embargo, desde sus inicios, las películas han usado pinturas como fuente de inspiración. 

La pintura, arte visual que existe desde tiempos prehistóricos, se caracteriza por la creación de imágenes estáticas mediante la combinación de colores, formas y el uso de pigmentos. El cine, por otro lado, surge recién a finales del siglo XIX e incorpora elementos de muchas artes diferentes como la fotografía, la música, la literatura, el teatro y también la pintura, pero con el fin de crear imágenes en movimiento. 

A lo largo de la historia del cine, directores y directoras como Dario Argento, Alfred Hitchcock y Agnés Varda han encontrado inspiración en cuadros de diferentes épocas, como Venus recreándose en la música de Tiziano Vecellio di Gregorio (1550), La lección de música de Johannes Vermeer (1662) y Doppelpotrat de Heinrich Hoerle (1923). Estas pinturas han influido en la composición y ambientación de impresionantes escenas que son verdaderas obras de arte y que, al mismo tiempo, permiten establecer conexiones simbólicas y proporcionar pistas sobre la trama y el estado emocional de los personajes.

En esta ocasión, les compartimos una selección de nuestros “Cuadros dentro de cuadros” preferidos de películas que han tomado inspiración de obras maestras de la pintura. ¡Esperamos que las disfruten!

Venus recreándose en la música – Tiziano Vecellio di Gregorio – 1550
La piel que habito – Pedro Almodóvar – 2011

La lección de música – Johannes Vermeer – 1662 / 1665
Topaz – Alfred Hitchcock – 1969

Dos hombres contemplando la luna – Caspar David Friedriches  – 1819
Fausto – Murnau – 1926

El suicida – Edouard Manet – 1871
Te amo, te amo – Alain Resnais – 1968

La mujer del artista – Max Kurzweil – 1912
Goto, isla del amor – Walerian Borowczyk – 1969

Plaza de Italia – Giorgio de Chirico – 1915
Rojo oscuro – Dario Argento – 1975

Amanecer – Odd Nerdrum – 1989
La celda – Tarsem Singh – 2000

Ronda de presos – Vincent van Gogh – 1890
La naranja mecánica – Stanley Kubrick – 1971

Doppelpoträt – Heinrich Hoerle- 1923
La pointe courte – Agnés Varda – 1955

La Torre de Babel – Pieter Brueghel el Viejo – 1563
Metrópolis – Fritz Lang – 1927

Aún quedan muchos ejemplos de películas que se inspiran en cuadros de pintura para componer sus escenas, por lo que muy pronto les compartiremos un nuevo artículo de “Cuadros dentro de cuadros”. ¡Atentas/os!

Relacionadas: