03
DE
Enero
DE
2024
 | Por Equipo Ajolote
 | Lectura de 
4 min.
Me gusta el arte
El otro cine – 5 de las mejores directoras de la historia

Ya sea frente a cámara o detrás de esta, cientos de mujeres han participado en la creación cinematográfica desde los inicios del cine mismo. Pero claro, vivimos en un mundo patriarcal y esta industria no ha sido la excepción (tampoco lo es hoy). Por esta razón muchas de ellas no fueron debidamente reconocidas, haciendo que sus trabajos pasen a un segundo plano o incluso a la total invisibilidad. En Ajolote creemos que es importante conocerlas para poder admirar sus trabajos que son verdaderas joyas del séptimo arte y merecen sus buenos aplausos, de esos que suenan muy fuerte y dejan doliendo las manos. 

Samira Makhmalbaf (Irán 1980)

Es hija del reconocido director iraní Mohsen Makhmalbaf, así que ella y su hermana Hanna participaron desde muy chicas en la escuela de formación para cineastas que abrió su padre. Su familiaridad con el cine y la naturalidad con la que dirige sus películas se explican por su historia y se ven reflejadas en en las maravillosas piezas que aportó al arte audiovisual. Su primer largometraje llamado “La Manzana”, el cual dirigió con 17 años, la convirtió en la persona más joven en participar en un festival internacional de cine. En la cinta ficciona un caso real ocurrido en un pueblo de Irán y trabaja con las personas involucradas en los hechos. Sus películas se caracterizan por tener una fuerte impronta de sensibilidad social y por la inclusión de actrices y actores no profesionales.

Valeria Sarmiento (Chile 1948)

Estudió cine en su ciudad natal y en 1972 estrenó su primera película, un corto de 10 minutos que se llamó “Un sueño como de colores”. En él acompaña y explora parte de la realidad de un grupo de mujeres strippers de reconocidos locales nudistas del puerto. Su cine se caracteriza por prestar atención y profundizar en la condición de la mujer en la sociedad contemporánea. Valeria también colaboró como montajista para muchas de las obras de Raúl Ruíz, quien además fue su esposo. Actualmente estrenó “El realismo socialista”, película que retrata los años de la Unidad Popular y que fue un proyecto originalmente iniciado por Ruíz en el año 1972 y que Valeria se encargó de editar. 

Mania Akbari (Irán 1974)

Además de ser una excelente directora de cine, Mania Akbari también es escritora y artista plástica. En sus películas se exploran temáticas como la identidad sexual y los roles de género. Su primer largometraje de ficción es tal vez una de sus mejores películas y se llama “20 fingers”. Esta es una pieza de cine profunda e innovadora que explora la relación de un matrimonio a través de las conversaciones que mantienen y fue protagonizada por ella misma. Además experimentó con la realización audiovisual desde diferentes perspectivas, tal es así que entre los años 2004 y 2007 realizó una serie de piezas de videoarte que fueron exhibidas tanto en cines como en museos. En 2007 fue diagnosticada con cáncer de mama, haciendo de esta enfermedad un tópico recurrente en las posteriores obras de la directora. 

Chantal Akerman (Bélgica 1950)

Akerman decidió que quería ser cineasta a los 15 años, después de ver “Pierrot le fou” de Jean Luc Godard y aunque ingresó en la universidad para estudiar cine, se salió poco tiempo después y empezó a rodar por su cuenta y de manera autodidacta. Ella es conocida por ser la autora de una de las mejores películas de cine feminista “Jeanne Dielman, 23 quai du Commerce, 1080 Bruxelles” en la que retrata la intimidad de una ama de casa soltera y a cargo de un hijo adolescente. Aquí, como en la mayoría de sus ficciones, se distingue una narrativa que le escapa a la estructura clásica de tres actos que avanza a partir del conflicto. Es más, muchas de sus películas ni siquiera tienen un conflicto central. Entre los temas que aborda están el exilio, la cotidianeidad y los roles de género.  

Larisa Shepitko (Ucrania 1938) 

La guerra es una temática que atraviesa la obra de esta directora y quizás sea porque le tocó muy de cerca. Junto con su madre y sus hermanos fue evacuada en reiteradas ocasiones y sufrió de hambre a causa del desabastecimiento. Además, su propio padre combatió en la Segunda Guerra Mundial. Su primera película “Alas” (1966) se centra en la vida de una ex piloto de aviones rusa que recuerda sus días como combatiente desde su nueva cotidianidad como directora en una escuela. Su cine a menudo le generaba problemas con las autoridades políticas que la acusaban de ser antisoviética, por esta razón debió sortear la censura en reiteradas oportunidades. En 1977 “La ascención” logró amplio reconocimiento en la Unión Soviética, que la trató como una obra maestra aunque de igual modo prohibió su exportación. 

Aunque la industria del mainstream se flexibiliza cada vez más en términos de quién puede participar y los roles que pueden cumplir, en los márgenes siempre estuvieron ellas, creando, desafiando las normas sociales e incluso a sus propios gobiernos. Estas son sólo algunas, pero las realizadoras de cine que vale absolutamente la pena conocer son muchas. Ergo, no se vayan muy lejos, porque próximamente compartiremos una nueva lista con 5 de las mejores directoras de cine de la historia. 

¿Te gustó este tipo de contenido? Tenemos mucho mucho más en nuestras redes sociales.

Relacionadas: